martes, 11 de diciembre de 2012

VUESTRO PADRE NO QUIERE QUE SE PIERDA NI UNO DE ESTOS PEQUEÑOS







     En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «¿Qué os parece? Suponed que un hombre tiene cien ovejas: si una se le pierde, ¿no deja las noventa y nueve en el monte y va en busca de la perdida? Y si la encuentra, os aseguro que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se habían extraviado. Lo mismo vuestro Padre del cielo: no quiere que se pierda ni uno de estos pequeños.»









     El 10 de septiembre de 1946 durante un viaje en tren de Calcuta a Darjeeling, la Madre Teresa recibió una “inspiración”, que ella más tarde explicó como una “llamada dentro de una llamada”. 
   La sed de Jesús por amor y por las almas se manifestó tan claramente que desde aquel momento un deseo ardiente de saciar su sed tomó completa posesión de su corazón. Mediante locuciones interiores y visiones, Jesús le reveló el deseo de su corazón de que existiesen “víctimas de amor” que “irradiasen Su amor sobre las almas”. 
  Él reveló su dolor por la manera en que los pobres eran descuidados, su pena por ser ignorado por ellos y su anhelo - su sed - por el amor de ellos. Le imploró:

 “Mi pequeña, ven; ven, llévame a los agujeros de los pobres. Ven, sé Mi Luz. No puedo ir solo. Ellos no Me conocen y, por lo tanto, no Me quieren. Tú, ven, ve entre ellos. Llévame contigo en ellos. Cuánto deseo entrar en sus agujeros, en sus oscuros e infelices hogares”.


lunes, 10 de diciembre de 2012

TUS PECADOS ESTÁN PERDONADOS








     Él, viendo la fe que tenían, dijo: «Hombre, tus pecados están perdonados.»












     « María está siempre atenta para traer al mundo la alegría, la paz y la reconciliación. Ella nos conduce hacia Dios, y con sus ruegos amorosos intercede por nosotros».
     «Elevemos hacia ella nuestros corazones para que nos ayude a reconciliarnos, cada vez que nos alejemos del amor de Dios».
     «Dirijamos a ella nuestros ojos para implorarle por la paz; a ella, que sólo tiene cabida en su corazón para la paz y el perdón».

Beata Teresa de Calcuta

domingo, 9 de diciembre de 2012

PREPARAD EL CAMINO





     «Una voz grita en el desierto: Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; elévense los valles, desciendan los montes y colinas; que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale. Y todos verán la salvación de Dios.»






     "Nosotros predicamos un Dios bueno, comprensivo, generoso y compasivo. Pero, ¿lo predicamos también a través de nuestras actitudes? Si queremos ser coherentes con lo que decimos, todos deben poder ver esa bondad, ese perdón y esa comprensión en nosotros." 

Beata Teresa de Calcuta

sábado, 8 de diciembre de 2012

BENDITA SEA TU PUREZA









En este Mundo al vivir
de maldades y vileza,
con amor quiero decir:
¡Bendita sea tu pureza!
Saca de mí tanta hiel
como mi alma desea,
para poder serte fiel
y eternamente lo sea. 
Es tu planta virginal
la que a Satán pisotea.
No hubo falta original
pues todo un Dios se recrea.

Cuando al arcángel Gabriel
le mostraste tu extrañeza
“Dios se fijó -dijo aquel-
en tan graciosa belleza”

Y por ello se cumplió
de un Mesías la promesa.
Tal milagro se debió
a Ti, celestial princesa.

Pues por Tu gran decisión
en la tierra nacería
un Dios que trajo el perdón,
Virgen Sagrada María.

De tu Hijo el padecer
¡qué dolor te producía!
Por eso todo mi ser
yo te ofrezco en este día.

Tómalos, yo te lo ruego,
Santa Virgen de Pasión.
Con mi amor te los entrego:
alma, vida y corazón.

Si de Ti me separara
disculpa mi obcecación;
como Tu manto me ampara
mírame con compasión.


Y cuando la triste hora
de morir me llegue un día,
en Ti confío, Señora,
¡No me dejes, Madre mía!


Agustín Sánchez

viernes, 7 de diciembre de 2012

QUE OS SUCEDA CONFORME A VUESTRA FE






     En aquel tiempo, dos ciegos seguían a Jesús, gritando: «Ten compasión de nosotros, hijo de David.»
     Al llegar a la casa se le acercaron los ciegos, y Jesús les dijo: «¿Creéis que puedo hacerlo?»
     Contestaron: «Sí, Señor.»
     Entonces les tocó los ojos, diciendo: «Que os suceda conforme a vuestra fe.»










     "La confianza en Dios lo puede todo. Lo que Dios necesita es nuestro vacío y nuestra pequeñez, no nuestra plenitud".

     "En lo que atañe a los bienes materiales, nosotras dependemos por completo de la providencia de Dios. Jamás nos hemos visto obligadas a rechazar a alguien por falta de medios. Siempre ha habido una cama más, un plato más. Porque Dios se ocupa de sus hijos pobres… "



Beata Teresa de Calcuta

jueves, 6 de diciembre de 2012

NO TODO EL QUE DICE SEÑOR, SEÑOR, ENTRARÁ EN EL REINO DE LOS CIELOS










     No todo el que me dice "Señor, Señor" entrará en el reino de los cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre que está en el cielo.









     "No basta con que digamos: Yo amo a Dios pero no amo a mi prójimo . San Juan dice que somos mentirosos si afirmamos que amamos a Dios y no amamos a nuestro prójimo. Es muy importante para nosotros darse cuenta de que el amor para que sea auténtico tiene que doler."

Beata Teresa de Calcuta


miércoles, 5 de diciembre de 2012

Y ÉL LOS CURABA








     En aquel tiempo, Jesús, bordeando el lago de Galilea, subió al monte y se sentó en él. Acudió a él mucha gente llevando tullidos, ciegos, lisiados, sordomudos y muchos otros; los echaban a sus pies, y él los curaba. La gente se admiraba al ver hablar a los mudos, sanos a los lisiados, andar a los tullidos y con vista a los ciegos, y dieron gloria al Dios de Israel.









   " La mayor enfermedad hoy día no es la lepra ni la tuberculosis sino mas bien el sentirse no querido, no cuidado y abandonado por todos. El mayor mal es la falta de amor y caridad, la terrible indiferencia hacia nuestro vecino que vive al lado de la calle, asaltado por la explotación, corrupción, pobreza y enfermedad." 

Beata Teresa de Calcuta

martes, 4 de diciembre de 2012

HAS OCULTADO ESTAS COSAS A LOS SABIOS




 

     En aquel momento, se llenó de gozo Jesús en el Espíritu Santo, y dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito.











         "Cuanto menos poseemos, más podemos dar.
               Parece imposible, pero no lo es.
                  Esa es la lógica del amor."

Beata Teresa de Calcuta






lunes, 3 de diciembre de 2012

SEÑOR ¡YO NO SOY DIGNO!






     Señor, no soy quien para que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. 








     "Confía en el buen Dios que nos ama, que nos cuida, que todo lo ve, que todo lo sabe, que todo lo puede por mi bien y por el bien de las almas."

     "Ámalo confiadamente sin mirar atrás, sin miedo. Entrégate completamente a Jesús. Él se servirá de ti para lograr grandes cosas, con la condición de que tú creas mucho más en su Amor que en tu debilidad. Cree en Él, confía en Él con una confianza ciega y absoluta, porque Él es Jesús".



Beata Teresa de Calcuta

domingo, 2 de diciembre de 2012

ESTAD EN VELA


PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO







     "Estad en vela, pues, orando en todo tiempo para que tengáis fuerza y escapéis a todo lo que está para venir, y podáis estar en pie delante del Hijo del hombre".








    Si encuentran dificultades para orar, digan una y otra vez: «Ven, Jesús, a mi corazón. Ora en mí y conmigo para que aprenda de ti cómo debo orar.»
     Un buen medio para orar constantemente es rezar el rosario cuando caminan o trabajan.

Beata Teresa de Calcuta

viernes, 2 de noviembre de 2012

DIES IRAE, DIES ILLA










Considera que en humo se convierte 
el dulce bien de tu mayor contento, 
y apenas vive un rápido momento 
la gloria humana y el placer más fuerte. 




Tal es del hombre la inmutable suerte; 
nunca saciar su ansioso pensamiento 
y al precio de su afán y su tormento 
adquirir el descanso de la muerte. 




La muerte triste, pálida y divina 
al fin de nuestros años nos espera 
como al esposo infiel la fiel esposa; 




y al rayo de la fe que la ilumina, 
cuando al malvado se aparece austera 
al varón justo se presenta hermosa.


Emilia Pardo Bazán














jueves, 1 de noviembre de 2012

LA SANTIDAD ES JESÚS VIVIENDO Y ACTUANDO EN MI



1 de noviembre de 2012, día de todos los santos




    "Nuestras obras de caridad no son otra cosa que el rebosar de nuestro amor por Dios que surge de nuestro interior. Por lo tanto, aquel que está más unido a Él ama más a su prójimo".

    "Nuestra actividad es verdaderamente apostólica sólo en la medida en que permitimos que Él actúe en y por medio de nosotros - con Su poder, con Su deseo, con Su amor. Debemos ser santos, no porque queremos sentirnos santos, sino porque Cristo debe ser capaz de vivir Su vida plenamente en nosotros".

    "Consumámonos con Él y por Él. Déjale ver con tus ojos, hablar con tu lengua, trabajar con tus manos, caminar con tus pies, pensar con tu cabeza y amar con tu corazón. ¿No es esto la unión perfecta, una continua oración amorosa? Dios es nuestro Padre amoroso. Permite que tu luz de amor brille tanto ante los hombres, que al ver tus buenas obras (lavar, barrar, cocinar, amar a tu marido y a tus hijos) pueden glorificar al Padre".

    "Sé santo. La santidad es el camino más fácil para saciar la sed de Jesús, la Suya por ti y la tuya por Él".



    "La caridad hacia los demás es el camino más seguro para una gran santidad".


( De la novena a la Beata Teresa de Calcuta)





jueves, 18 de octubre de 2012

POR EL DOLOR CREYENTE QUE BROTA DEL PECADO



HIMNO DE LAUDES 19 DE OCTUBRE




Por el dolor creyente que brota del pecado,

por no haberte querido de todo corazón,
por haberte, Dios mío, tantas veces negado,
con súplicas te pido, de rodillas, perdón.




Por haberte perdido, por no haberte encontrado,
porque es como un desierto nevado mi oración;
porque es como una hiedra sobre el árbol cortado
el recuerdo que brota cargado de ilusión,



Porque es como la hiedra, déjame que te abrace,
primero amargamente, lleno de flor después,
y que a ti, viejo tronco, poco a poco me enlace,
y que mi vieja sombra se derrame a tus pies. Amén

sábado, 13 de octubre de 2012

ALEGRÍA EN EL MONASTERIO CISTERCIENSE DE LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE MÁLAGA



¿QUÉ PEDÍS?

     Impulsada por el Espíritu Santo para seguir a Cristo en la vida monástica, en vuestra comunidad he aprendido cómo se busca verdaderamente a Dios por medio de la oración y la vida fraterna.  Hoy, después de una ponderada reflexión , deseando abrazar definitivamente vuestra vida, te pido humildemente, madre, poder emitir la profesión solemne para alabanza de Dios  y servicio de la Iglesia.

     OREMOS QUERIDOS HERMANOS A DIOS PADRE TODOPODEROSO PARA QUE DERRAME SU BENDICIÓN SOBRE ESTAS HIJAS SUYAS, A QUIEN HA LLAMADO AL PERFECTO SEGUIMIENTO DE CRISTO Y LES CONFIRME PIADOSAMENTE EN SU SANTO PROPÓSITO.



     SEÑOR JESUCRISTO, QUE TE HAS DIGNADO ASUMIR NUESTRA DÉBIL CONDICIÓN HUMANA, TE SUPLICAMOS POR TU  INMENSA GENEROSIDAD QUE DERRAMES TU BENDICIÓN SOBRE ESTAS COGULLAS QUE LOS SANTOS PADRES DETERMINARON QUE VISTIESEN COMO SIGNO DE INOCENCIA Y DE HUMILDAD, LOS QUE POR AMOR  DEL REINO RENUNCIARON AL MUNDO. QUE ESTAS SIERVAS TUYAS, QUE VAN A LLEVARLA MEREZCAN VESTIRLA.



     BENDICE TAMBIÉN Y SANTIFICA ESTOS VELOS QUE VAN A IMPONÉRSELES SOBRE SUS CABEZAS POR AMOR TUYO Y DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA Y QUE SIEMPRE CON TU AUXILIO, SE MANTENGAN FIELES Y LIBRES DE LOS AFANES DE ESTE MUNDO Y CUANDO LLEGUE EL MOMENTO DEL ENCUENTRO CONTIGO, MEREZCAN ENTRAR ENTRE LAS VÍRGENES  PRUDENTES EN LAS NUPCIAS DE LA FELICIDAD ETERNA.



     NUESTRAS HERMANAS MARÍA ROSA Y LOURDES SON VESTIDAS AHORA CON ESTA VESTIMENTA QUE LOS SANTOS PADRES DETERMINARON QUE LLEVASEN, COMO SIGNO DE INOCENCIA Y DE HUMILDAD, LOS QUE RENUNCIAN AL MUNDO; QUE EL HIJO DE DIOS, QUE SE DIGNÓ VESTIRSE EN LA ENVOLTURA DE NUESTRA MORTALIDAD, CONCEDA A NUESTRAS HERMANAS VESTIRSE DE ÉL,  QUE VIVE Y REINA POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. 



SOR MARÍA ROSA
SOR LOURDES



UN DÍA DE GOZO PARA LA COMUNIDAD DEL MONASTERIO CISTERCIENSE DE LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA MÁLAGA Y PARA TODA LA IGLESIA





12 de octubre de 2012, fiesta de la Virgen del  Pilar

jueves, 11 de octubre de 2012

PROFESIÓN SOLEMNE EN EL CISTER DE MÁLAGA






     Mañana, 12 de octubre de 2012,  tendrá lugar la profesión solemne de Sor Lourdes y Sor María Rosa, en el Monasterio Cisterciense de la Asunción  de Málaga.
     Es una alegría para todos los malagueños  y para la Iglesia en general , que quiero compartir con vosotros. 
     «El mundo de hoy necesita personas que hablen a Dios para poder hablar de Dios . Sólo a través de hombres y mujeres modelados por la presencia de Dios la Palabra de Dios continuará en el mundo dando sus frutos» (Benedicto XVI, 16.10.2011).
      Personalmente, agradezco a estas jóvenes su entrega generosa que no beneficia  a ellas solamente, sino a todos los que recibimos los frutos de su oración.) 
 De la página del monasterio (http://cisterasuncion.webgarden.es/) extraigo  lo que cuentan ellas mismas sobre su vocación:



SOR LOURDES


"ME HAS SEDUCIDO SEÑOR Y ME DEJÉ SEDUCIR"
(Jeremías 20)
¿Quién es Jesús para mí?
Jesús para mí es  "VIDA" 
   Así  definiría yo mi vida de consagrada cisterciense. Os cuento mi sencillo testimonio vocacional.
   Tengo 23 años y desde los 19 me encuentro en este monasterio de la Asunción de Málaga en el cual me siento feliz. Desde muy niña yo deseaba ser toda de Jesús, pero solo conocía a las monjas de mi colegio.  Un día providencialmente conocí a la hermana de Sor María (monja de mi comunidad) la cual me habló de su hermana y me enseñó el vídeo de su toma de hábitos, esta vida me encantó, pues yo tenía muy claro y aspiraba a una vida oculta, dedicada a la alabanza, adoración y gloria de Dios, esta aspiración de mi corazón se vive a través del carisma cisterciense. Nuestra vida es una continua oración, pues aunque también debemos trabajar, el trabajo realizado en silencio y en presencia de Dios, se convierte en oración.
   Desde el primer día en comunidad me he sentido muy bien,  e integrada a la misma y al Cister en general.  En mis encuentros íntimos con el Señor, siento unos deseos enormes de que llegue el día de mi profesión solemne para ser suya por siempre.
  "VIDA" que Dios me transmite gratuitamente, yo quiero y debo transmitirla a la Iglesia, siendo una semilla oculta pero llena de amor para toda la humanidad.
 ¿Cómo los jóvenes dudan de "vender" todo lo que tienen para comprar este "Tesoro escondido"? 
 A todas las jóvenes que lean estos  sencillos sentimientos de mi corazón, las animo a lanzarse con generosidad a esta gran aventura de amor a través del Cister.             
                                ¡ DIOS  NO DEFRAUDA, VALE LA PENA SEGUIRLE!

     
SOR MARÍA ROSA



   Soy una cisterciense profesa de votos temporales, quiero compartir con todas las personas que lean mi testimonio la alegría de mi entrega.
    Cuando tenía 18 años conocí la Orden de clarisas franciscanas a través de una amiga que había ingresado en ella; por lo que ella me contaba, me sentía atraída hacia la vida contemplativa y pensé que mi camino era el carisma franciscano, pues no conocía otro. Solicité la entrada en la misma comunidad donde estaba mi amiga y empecé a arreglar mis documentos, pero cuando ya estaba a punto de ingresar, algo me decía en el fondo de mi corazón que ese no era mi camino, sentía la necesidad de buscar nuevos caminos, anulé la entrada e intensifiqué mi vida de oración y escucha a la voluntad de Dios. Le pedí al Señor pusiera en mi camino el carisma al cual El me llamaba.
     En este tiempo de búsqueda conocí  otra amiga que  tenía una hermana monja en el Cister; ella me hablaba de cómo vivía su hermana y lo feliz que se sentía. Escribí  a esta monja y ella me fue informando y contando cosas del  camino cisterciense, yo analizaba los dos carismas que conocía y veía gran diferencia, el franciscano   se centra en la pobreza y penitencia, el cisterciense es, alabanza,  lectio divina   y escuela de caridad mediante la vida fraterna. Este carisma me robó el corazón.
     Ingresé en mi monasterio de la Asunción de Málaga hace 4 años, los primeros tiempos no fueron nada fáciles, adaptación a todos los niveles: cultura, idioma, costumbres…  todo un mundo de dificultades para mí. En algún momento creí que había equivocado mi camino, así se lo manifestaba a la monja que me guiaba, pero ella siempre me decía "ten paciencia contigo misma".  Redoblaba mi vida de oración  y así seguía caminando. Superé  un año de postulante y dos de noviciado pero con muchas luchas, cuando llegó la hora de mi profesión le pedí al Señor, que si me quería en el Cister me quitara todas esas dudas, y os digo con un gozo enorme que me lo concedió.  Ahora ya estoy segura de que Dios me quiere en el Cister de la Asunción de Málaga, donde pienso gastar toda mi vida en alabanzas a mi Señor  que me ha regalado tan hermosa vocación. Estudio música con mucha ilusión de poder "tocar para mi Dios".
     Jóvenes que estáis buscando un camino, el Cister es una vida sencilla y simple, pero en ese día a día de alabanza y entrega, ayudamos a construir el Cuerpo Místico de Cristo dentro de la Iglesia.
TOPlistTOPlist
   

domingo, 16 de septiembre de 2012

CREO EN EL SUFRIMIENTO







     «El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Mirad, el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará.»

     El evangelio de  hoy me gusta especialmente, no sólo el final que trascribo , sino todo él. Es una interpelación directa de Jesús a sus amigos - entonces - y a nosotros ahora: Pedro lo reconoce como Mesías, pero cuando Jesús le muestra en qué consiste su mesianismo,  el apóstol lo rechaza. Jesús no va a ser el guerrero  triunfante que el pueblo espera, sino el pobre Hombre-Dios que después de sufrir el rechazo y los padecimientos, acabará muriendo en una cruz. Ese mesianismo no convence a Pedro ni nos convence tampoco a nosotros. Permanecemos con Jesús  y llegamos a aceptar su  cruz , pero la mayoría de las veces, no la nuestra, sin reconocer que si queremos vivir en Cristo  y que Él viva en nosotros  hemos de asumir su  - aparente- derrota para gozar también con Él de su triunfo. Éso es ser uno con Cristo y eso  es lo que muchos santos y beatos han llegado a asimilar de tal manera que   sus cruces - todos en la vida las tenemos-  las han convertido en instrumentos de consolación y no de tortura y con ellas han recibido un adelanto de la futura gloria.

     Tras meditar sobre lo anterior , esta tarde  he abierto el correo y  tenía un mensaje de "Amigos de Lolo" , que llevaba adjunto un boletín. Lolo  (Manuel Lozano Garrido)  fue un periodista y escritor, miembro de Acción Católica, que pasó más de veinticinco  años de su vida en silla de ruedas y los nueve últimos, ciego. Falleció en 1.971 a los 51 años y fue beatificado  en Linares el 12 de junio de 2010.  Mirando  el boletín,  he encontrado la siguiente oración escrita por él, que me ha acabado de dar luces sobre el evangelio del día y  que por haberme parecido preciosa, quiero compartir.


"CREO en el sufrimiento como en una elección y quiero hacer de cada latido un sí de correspondencia al amor.
CREO que el sacrificio es un telegrama a Dios con respuesta segura de Gracia.
CREO en la misión redentora del sufrimiento. Me acercaré a quien sufre como el relicario que guarda el "Lignunm-crucis" de la Pasión.
Doy un margen de fe al dolor en lo que tiene de poda necesaria y viviré en silencio mi hora de germinación, con la esperanza a punto.
CREO en la función útil de la soledad. Los pantanos se hacen en las afueras, para recoger la fuerza del agua y luego devolverla en luces y energía.
CREO que la acción y sacrificio cristianos se traban como la era y la lumbre de un cirio. Cuanto más pura es una inmolación tanto más resplandeciente su testimonio.
CREO que la inutilidad física revierte en provecho espiritual de todos. El arco iris de la Redención se tensa desde la inmovilidad de un niño hasta la invalidez que dan los clavos de una Cruz.
Daré a Dios los panes y los peces de mi corazón para que ÉL los convierta en milagro de salvación para todos.
Árbol de Dios, con raíces y ramas, viviré con las rodillas atornilladas y las manos metidas en las estrellas, encaramando nuestra savia y porteando hacia abajo la cosecha de la Gracia."